Available courses

SEMINARIO DE INVESTIGACION (905-SAB)
MARêA DE JESòS MONTOYA OBESO

SEMINARIO DE INVESTIGACION (905-SAB)

Estimados alumnos:

Les doy la más cordial bienvenida al presente curso: SEMINARIO DE INVESTIGACIÓN, del cual estoy segura aprenderán un sinfín de herramientas y técnicas de investigación que les serán muy útiles para sus siguientes cursos, así como para el desarrollo de destrezas de indagación que desarrollarán posteriormente en su carrera profesional.

Las ciencias del deporte son una parte importante de los procesos sociales fundamentales del ser humano que hay que abordar desde la interdisciplinariedad y variedad de niveles de estudio y forman parte de las diversas áreas de conocimiento que abordan problemas susceptibles de ser solucionados a través de herramientas y técnicas de investigación.

En este curso se abordan algunos modelos científicos, así como el origen de las ciencias sociales, las perspectivas epistemológicas y fenomenológica hermenéutica en la investigación y los tipos de investigación, con el fin de aplicarlos en hipótesis y variables en el análisis del problema de investigación.

La investigación es una de las tareas más importantes que constituyen el saber profesional de cualquier carrera. Nos ayuda a mejorar el estudio porque nos permite establecer contacto con la realidad y con los problemas que nos rodean y forman parte de cualquier entramado social con el fin de conocerlo más y mejor y de contribuir a solucionarlos. Realizar tareas de investigación constituye un estímulo para nuestra actividad intelectual creadora y transformadora y nos ayuda a fomentar una curiosidad creciente y contribuye al progreso de la lectura crítica. Por lo tanto, la clasificación de las investigaciones depende en gran medida a orientar el tipo de estudio a realizar, la cual y de acuerdo con todos los componentes metodológicos aprendidos y con los problemas sociales identificados, les permitirá diseñar propuestas de solución claras y definidas.

Dra. María de Jesús Montoya Obeso

DERECHO ROMANO
MARIO ALFONSO QUIJANO RODEA

DERECHO ROMANO

El derecho romano en la época clásica



El derecho romano en la época clásica, se caracteriza por la flexibilidad que sustituyó a la rigidez, por razones de equidad y buena fe; el casuismo, los juristas se apoyaron en la justa razón expresada en los postulados del derecho natural y en los convencionalismo de su época; cierro conservadurismo, tan pretores como juristas fueron forjando un derecho nuevo adaptando e interpretando el ya conocido.


Las fuentes formales fueron: la costumbre, la ley, los edictos de los magistrados, el senadocuonsulto, la jurisprudencia y las constituciones imperiales.


La jurisprudencia se componía de opiniones emitidas por lo jurisconsultos. (miembros del senado en la mayoría de los casos)


El senado consulto era la disposición de carácter normativo que emanaba del senado romano, cuyo cumplimiento era obligatorio. El senado fue considerado como el órgano de consulta de los magistrados y ante las a preguntas hechas por estos al senado, las respuestas tomaron el nombre de senatus consultus.



Edictos.- Eran emitidos a través del Ius edicendi, eran principios y normas que
funcionarios y súbditos debían seguir.


Constituciones Imperiales Decretos.- Eran las resoluciones o sentencias que el príncipe dictaba en los
asuntos sometidos a su juicio.

Rescriptos.- Eran las respuestas escritas dadas por el emperador a preguntas
escritas que le eran presentadas por funcionarios o particulares.

Mandatos.- Eran órdenes o instrucciones dadas a funcionarios públicos.



En éste periodo el estudio del derecho se incrementó y aparecieron las escuelas proculeyana (fundada por Labeón) y la sabiniana (fundada por Capitón), no obstante, tomaron los nombres de los alumnos más destacados que fueron Próculo y Sabino.


La jurisprudencia clásica permitió desplazar a los técnicos del derecho, para realizar una función de descubridores y fundadores del mismo como un arte o técnica, más que como una ciencia, así los romanos dieron vida a un sistema jurídico pleno en el cual, ya no se trataba de acumular soluciones, sino de integrada con orden y jerarquía en un todo coherente, dando como resultado el desarrollo de una dogmática jurídica.


Gracias al Corpus Iuris, que ha predominado en la Europa continental, conocemos las obras clásicas que solían ser por una parte, colecciones de casos concretos, otras fueron manuales de ciertas ramas del derecho, también se recogió la historia de la ciencia jurídica romana, manuales de enseñanza, y libros sobre el casuísmo romano.





El derecho romano en la época postclásica



El derecho romano presentó la decadencia y el hundimiento del mundo romano, los problemas socioeconómicos, militares, religiosos, la influencia de costumbres orientales, y la invasión de los bárbaros repercutieron en el derecho. Los juristas de la época clásica estaban confinados a las cancillerías imperiales y el emperador era el único con la facultad de legislar.


El corpus iuris queda manipulado y en desuso para ciertos casos o designios del emperador, con tal de conservar el poder se destruye el nacimiento de nuevos juristas o a las personas que no hagan lo que el emperador ordene; aunado a todos estos conflictos ocurre la división del imperio romano en 2 partes.

En el año 284 por mandato del emperador Dioclesiano, se realiza la división del Imperio, quedando de la siguiente forma: Imperio romano de occidente, e Imperio romano de oriente.


La costumbre como fuente del derecho quedó supeditada al emperador, y las constituciones imperiales fuerón consideradas como la única fuente formal del derecho. Las demás fuentes formales del corpus iuris fuerón relegadas; es decir, los edictos de los magistrados, la jurisprudencia, los senadoconsultos, y la doctrina.


Por la falta de seguridad jurídica, era indispensable la resurrección de la producción jurídica, además de una adecuada administración de justicia; todo lo antes argumentado, dio surgimiento a lo que se ha denominado codificaciones prejustinianeas (antes de la codificación y creación del Corpus Iuris Civilis ordenada por el emperador romano de oriente, Justiniano). Así encontramos algunos los códigos más representativos o que han logrado subsistir hasta nuestra época.


Código Gregoriano.- Contiene la obra del jurista gregorio, además de constituciones imperiales.

Código Hermogeniano.- Contiene constituciones imperiales, recopiliadas por Hermógenes.

Ley de Citas.- Contenía las opiniones de juristas como: Papiniano, Ulpiano, Paulo, Gayo y
Modestino.

Obras diversas de juristas clásicos

Código Teodosiano.- Teodosio II actualiza los Códigos Greogriano y Hermogeniano.


Sin embargo, el latín se había vulgarizado, y no existía una adecuada conciencia del desarrollo jurídico, y aunque fue una buena idea la recopilación a través de los códigos, esto no fue de mucha utilidad, debió a que en varias ocasiones se presentaron contradicciones que no daban la solución requerida, además del abuso de las interpolaciones.


Por otra parte, la invasión de los bárbaros origino la aparición de una legislación consuetudinaria que se basó en la doctrina jurídica romana de la época, así nació la Ley Romana de los Visigodos o Breviario de Alarico, la Ley Romana Burgundionum o Liber Papianus.

El rey bárbaro ostrogodo Teodorico, creo una ley que se aplicaba por igual a romanos como a bárbaros, (Un Ius gentium a contrario sensu, por citarlo en un sentido figurado) el cual fue conocido como el Edicto de Teodorico.